6.11.13

SULFATO FERROSO

Dónde se nos fue la sangre
no a las mejillas
no a los úteros sedientos

Nuestras venas están vacías y arrastramos una mustiedad 
de siglos, así como los muertos arrastran coronas de flores.
Coronas que son ramos de arterias marchitas. De tumba en tumba.
Dónde se nos fue la sangre ¿lo hueles? Un enjambre de insectos rosados,
una nube lila en el cielo de la boca.Aplástala contra la lengua: un millón
 de cadáveres amargos entre los dientes.


Poema de Patricia Aguilar (Patri Sick)